Skip to content

Detector apical: las ventajas de integrarlo en el equipo

Jun 10, 2022 | escrito por:

Como en otros muchos ámbitos médicos, el profesional de odontología está siempre circundado por las tecnologías de apoyo para su disciplina. Estas tecnologías, desarrolladas a menudo en torno a los instrumentos de trabajo, generan la necesidad de módulos adicionales.

En el caso del consultorio odontológico, añadir un módulo para el micromotor o para el detector apical al sillón, los asientos, el radiográfico, el escáner intraoral y el mobiliario en general comporta una mayor reducción del espacio disponible para el equipo médico.

La mejor solución, desde el punto de vista ergonómico por ejemplo, es la integración física y funcional del localizador apical electrónico en el equipo.

 

Evolución del localizador apical electrónico

En endodoncia, la visualización y la medición del conducto radicular se efectuaban mediante una radiografía tradicional hasta principios del siglo pasado. La medición mediante corriente eléctrica, continua primero y alterna después, ha ido evolucionando durante décadas con creciente precisión reduciendo la necesidad de exponer al paciente a diversos exámenes radiográficos.

Podemos afirmar que el nivel de fiabilidad y precisión en la medición que hemos alcanzado en los últimos años ha consolidado esta tecnología. Como resultado el endodoncista de nuestros días cuenta con un apoyo tecnológico sumamente valioso, aunque el uso del detector apical electrónico no resulta cómodo automáticamente, sobre todo si requiere la presencia de un equipo independiente. 

 

La comodidad de la integración entre el equipo y el detector apical

El módulo independiente suele estar acompañado de otro módulo independiente para el micromotor endodóntico y no es la mejor solución desde el punto de vista operativo. Los cables de conexión se sobreponen; los módulos obstaculizan los movimientos del médico; la gestión del sillón, el micromotor y el localizador se lleva a cabo con tres consolas distintas: todo esto no ayuda a realizar la intervención con eficiencia.

La fase de instrumentación de los conductos radiculares merece un flujo de trabajo mejor, y esto es posible cuando todos los instrumentos están integrados en el equipo y son gestionados por el mismo software.

 

¿Cómo funciona el detector apical electrónico?

Aprovechando la diferencia entre el grado de conductividad de los tejidos periapicales y los intrarradiculares, el localizador electrónico identifica el ápice del conducto. Esto es igual en todos los localizadores electrónicos. En la versión integrada en el equipo, el Localizador Apical Electrónico Castellini (LAEC) transmite directamente la información detectada al display de la consola. En presencia de un monitor montado en el poste de la escialítica, el equipo médico observa el procedimiento en una pantalla grande.

Castellini Apex Locator 1

Además de la comodidad que comporta la integración, permitiendo que el médico se concentre en la intervención sin necesidad de gestionar un módulo adicional, esta solución proporciona un feedback visual inmediato con avisos acústicos que ofrece una ventaja adicional, asegurando la monitorización de un procedimiento sumamente delicado en tiempo real.

¿En qué equipos está disponible el LAEC?

El Localizador Apical Electrónico Castellini integrado está disponible en toda la gama Skema – Skema 5, Skema 6 y Skema 8 – en el Puma Eli Ambidiestro y en el Cart Quirúrgico.

En combinación con el contra-ángulo EVO E4, integra la función APEX-STOP que dispone la parada automática de la fresa al alcanzar el umbral de seguridad programado.

Gracias a la total integración entre el localizador, el micromotor, la electrónica del equipo y los instrumentos audiovisuales presentes en el sillón, el médico dispone de un sistema completo y extraordinariamente funcional para el tratamiento del conducto radicular.

Conosci già gli strumenti della gamma Castellini?

Scopri tutte le caratteristiche delle attrezzature odontoiatriche

Clicca qui per saperne di più

Volver a las entradas